ORDENANDO LAS IDEAS

Cuando era un niño, 10 a 12 años de edad, me encantaban los domingos por el ambiente que había en la casa. Todo era relajado, se escuchaba música, con ese sonido tan típico de las canciones antiguas. Las melodías de Agustín Lara y la voz de Gardel eran las que predominaban.

Pero habían algunos domingos, esos en que a mi madre se le ocurría que debía limpiar toda la casa, eran un loquerío. Pero no sólo había que limpiar, también se debía ordenar y esa era para mi, lo es hasta ahora, la tarea más tediosa.

Debo reconocer, que también me gustaba como quedaba la casa. Mi madre, una vez que terminaba con esta tarea la recorría entera, satisfecha con el resultado. Como no podría estar contenta, si la casa parecía como nueva, aunque el papel mural siguiera manchado y en uno de los rincones superiores de la sala de estar, despegado, a lo mejor más que antes.

Siguiendo el ejemplo de mi madre, decidí ordenar mis ideas. Eran muchas y estaban repartidas por todas partes, así que me propuse un plan.

Primero las ordené por fecha, porque a todas les puse, no sólo la del día en que apareció la idea, también la hora. Hay algunas bastante antiguas, por ejemplo:

  • 02.1953, 11 horas. Con el fin que los dardos lanzados con las cerbatanas produzcan un mayor daño a nuestros enemigos del barrio vecino, en vez de pegar la punta con saliva se debe hacer con cola fría o engrudo. Si se estima que el enemigo será muy numeroso, colocar además en la punta, un alfiler.

Para confeccionar los dardos se recomienda utilizar las hojas de los cuadernos del año escolar que recién termina, comenzando con el que tiene el ramo o la materia de la peor nota. Las hojas que sobren de ese cuaderno se pueden quemar y así olvidar lo antes posible temas desagradables, sin antes hacerse el propósito, sincero y a firme, de dedicarle el año que viene más atención a esta materia para mejorar los resultados.

En principio tuve la intención de botar esta idea, pero después la guardé por si algún día la necesitara alguno de mis nietos.

Así como esta, encontré otra y esa si que la tiré a la papelera y tenía que ver con el juego de las bolitas o canicas. En cuanto terminen de leer esta idea sabrán porque no la guardé.

  • 01.1954, 16 horas. Para ganar en el juego de las bolitas es indispensable contar con un tirito ganador. El tirito ganador es aquella bolita que el jugador utiliza, por ejemplo para jugar a la “hachita y cuarta”, a “los tres hoyitos” o a “la troya”. Se caracteriza por ser casi una esfera perfecta. Rebota muy poco cuando se juega en partes duras y permite al jugador calcular muy bien la fuerza que requiere imprimirle a la bolita para lograr su objetivo. El tirito ganador jamás se juega, se cuida, es difícil de encontrar. El mejor tirito que se conoce hasta ahora, es una bolita de bronce rellena con plomo para darle peso.

 Las bolitas de bronce se pueden encontrar como adornos del catre donde duermen las abuelas y abuelos. Si quieres tener una de esas bolitas, como primera acción, debes visitar a la abuela que tenga uno de esos catres. Tratar de ver cual de los adornos, en forma de esfera, de los verticales del catre están sueltos de manera que sea fácil sacarlos. En el caso que no haya ninguno suelto, se deberá utilizar un alicate para tratar de soltar alguno. Recuerda, sólo soltar, por ningún motivo extraer.

Una vez que ya sabes cual es la esfera que debes sacar, procede a hacer una con migas de pan los más parecido en tamaño a la que tú quieres. El siguiente paso es secar esta esfera de miga de pan y endurecerla lo más posible. Una vez que la tienes lista puedes ir a sacar tu futura bolita de bronce y reemplazarla con la esfera hecha de miga. De esta forma, la abuela se demorará un tiempo en darse cuenta que falta una bolita y no sabrá quien se la sacó. Claro que si eres nieto único y como en ese caso serías el regalón, lo mejor es pedirle uno de los adornos de su catre, con seguridad te lo dará.

Cuando tengas la bolita de bronce en tus manos la debes llevar a un lugar para que le coloquen plomo en su interior. Por ningún motivo hagas tú esa parte sin la compañía de un adulto, es muy peligroso.

Asumo que ustedes, todas personas inteligentes porque si no lo fueran no estarían leyendo este relato, ya se habrán dado cuenta de los motivos por los cuales no guardé esta idea. En caso que no fuera así, lo entendería en los lectores más jóvenes y por supuesto en las damas, que salvo excepciones, no jugaban a las bolitas. Las razones básicamente son: i) actualmente los niños no juegan a las bolitas y ii) ya no existen catres como los que usaban las abuelas de los nacidos en la década de los años 40 o con anterioridad.

En este momento nace una nueva idea. Desarrollar un software para que los niños de ahora puedan jugar en el computador a las bolitas, emboque o trompo. Además se puede usar internet para que puedan compartir con otros niños de cualquier parte del mundo. A lo mejor ayuda a disminuir los conflictos bélicos. Propongo no incluir el juego de encumbrar volantines, porque aparecerán los volantines que representarán a los países, el chilenito, el charrúa, cuyano, gaucho, guaraní, cholo, y entablarán una lucha entre ellos para tratar de mandar cortado unos a otros, lo cual en algunas zonas del planeta se hace utilizando otros tipos de implementos que no son precisamente volantines.

 Después de ordenar las ideas por fecha, procedí a leerlas todas, separándolas en distintos montones. Por ejemplo, un grupo eran las ideas de cualquier tipo que estaban obsoletas, ya sea porque la tecnología había evolucionado o bien las leyes fueron modificadas y no era posible llevarlas a cabo sin correr un alto riesgo de ir a la cárcel. Otro montón contenía las que yo pensaba que tendrían algún grado de interés.

De esta última ordenación, hay dos grupos, que por sus características considero necesario compartir.

Un grupo es el que he denominado, “EL CONJUNTO VACÍO”, contiene alrededor de 20 ideas, cada una con su fecha de días correlativos, pero no tenían la hora y lo más importante, ninguna tenía una idea descrita. Parece que quise adelantar trabajo y esperaba que fuera un mes fecundo en ideas y sin embargo no tuve ninguna.

Ahora con los años que han pasado, tengo la certeza que se puede vivir sin tener nuevas “ideas”. Eso si, ese tiempo debe ser lo más breve posible.

Otro de los montones, es el relacionado con los viajes que se deben hacer y que se consideran imperdibles, ya sea en el país o al extranjero. La verdad que el listado no es muy extenso, ha quedado largamente superado por el que tiene mi mujer, así que el mío no sirve de mucho, salvo por un viaje que lo titulé, “VIAJAR EN UN TREN”.

En síntesis, esta idea es construir una línea férrea circular, con solo cuatro estaciones. Una de las estaciones sería la de Partida o inicio del viaje, otra La Locura, la tercera sería la de los Cuerdos o Sanos de Juicio y la última la de la Muerte. He soñado muchas veces con este tren, el sueño es recurrente y me veo llegando a la estación de la Partida, donde escucho por los parlantes, –¡Vamos, vamos todos arriba, aquí todos caben, nadie sobra, negros, blancos, amarillos, jóvenes y viejos, hombres y mujeres, enfermos y sanos, niños y niñas!. ¡Son solo cuatro estaciones, el viaje vale la pena!-.

En una oportunidad soñé que iba en el tren sentado al lado de una señora que me contaba sus achaques y sus penas, tenía más de 90 años. Nadie la visitaba, vivía sola, lo único que quería era morirse para juntarse con los suyos. Cuando nos acercábamos a la estación de la Muerte, entró al carro, no se si una mujer u hombre. Debido al ropaje que llevaba no se distinguían sus formas y con una voz rara, pastosa dijo. –Se revisan todos los boletos, los pasajeros a los que les retenga el pasaje deben descender del tren-. La señora a mi lado se puso muy nerviosa. Cuando nos devolvieron los boletos ella me miró, una sonrisa iluminaba su rostro y me dijo, -nos salvamos, podemos dar otra vueltecita-.

Una vez también soñé que sentada al frente mío había una mujer, conversamos de distintos temas, poco a poco fuimos encontrando muchas afinidades. El tiempo pasaba volando. No nos dábamos cuenta de nuestro entorno. Sólo existíamos los dos, habían momentos que sobraban las palabras, nos bastaba una mirada para entendernos. El conductor del tren entra al vagón, con voz fuerte, potente, grita -¡Próxima estación La Locura, aquí descienden los enamorados!-. Nos miramos y sin decirnos palabra nos bajamos del tren. Me despierto. Extiendo mi brazo. Toco su cuerpo. Siento su respiración y me alegra que, a pesar de todos mis defectos, aún esté a mi lado.

He terminado de ordenar mis ideas. Al igual que mi madre reviso mi propia casa. La veo limpia, ordenada, quieta, serena, como si fuera nueva, a pesar que tengo menos cabello, más arrugas, las ojeras más pronunciadas, una sonrisa a veces de satisfacción y en otras oportunidades de tristeza.

Anuncios

CAUPOLICAN Nº 502

EL NOSTALGICO

más que noticias, recuerdos

PRIMERA CONVENCIÓN A NIVEL MUNDIAL DE PERSONAJES ESPECIALES

Gran éxito tuvo la primera convención a nivel mundial de Personajes Especiales, que se realizó en la ciudad de Santiago.  EL NOSTALGICO fue el único medio de comunicación invitado a este importante evento.

Por Francis Castle

El Barrio Italia es un sector de la comuna de Providencia que, aproximadamente, se encuentra delimitado por las calles, Rancagua por el norte, al sur Sucre, Girardi al oriente y Condell por el poniente.  Recibe su nombre por la principal arteria, Avenida Italia, que cruza de norte a sur este sector y también por el teatro Italia que por muchos años funcionó en la esquina de Av. Italia con Bilbao.

En este sector de Santiago, otrora de sencillas pero amplias viviendas de clase media, actualmente coexisten una variedad de tiendas de diseño, restaurantes, bares, museos, galerías de arte, centros comunitarios, manteniendo el carácter y encanto del barrio antiguo.

IMG_2382

Caupolicán es una de las arterias características de este barrio, concentra, entre las calles Condell y Girardi, gran cantidad de anticuarios y restauradores, cuyos negocios datan de comienzos de los años 70.

En Caupolicán Nº 502, al llegar a Girardi, se encuentra la que debe ser una de las tiendas de libros y revistas usados más grande del país, con una estimación de 25.000 libros, 15.000 revistas y la misma cantidad de discos de vinilo.  Don Héctor Lamur es el propietario de este negocio, que lo inició el año 1975, impulsado por las condiciones políticas imperantes en esa época en el país.

IMG_2385

Fue en ese local donde se llevó a cabo la primera convención a nivel mundial de Personajes Especiales.

EL NOSTALGICO único medio invitado a este evento conversó con el grupo organizador, que en esta oportunidad estuvo formado por Sandokán y su inseparable amigo, el portugués Yáñez, además de El Llanero Solitario y el indio Toro, que no abrió la boca durante toda la entrevista, Tarzán y Mandrake El Mago.

Agotados, pero muy satisfechos y felices, estaban al término del encuentro los miembros de la Comisión Organizadora de ese evento, por la gran convocatoria que tuvo el encuentro. Es cierto que faltaron muchos, dijeron.  Esperan que para la próxima oportunidad se agreguen más.

EL NOSTALGICO:  ¿Cómo nació la idea de hacer este encuentro?

Sandokán: La idea fue de Yáñez.  Estábamos un día conversando, acordándonos de nuestros días de gloria y preguntándonos que habría sido de distintos personajes como nosotros.  En un momento Yáñez me dice -¿por qué no tratamos de juntar a varios de ellos, para saber de sus vidas?-.  Y yo que prendo como pastito seco, elevé las velas de mi parao y junto a mis tigrecitos nos pusimos a navegar por el local.  A los primeros que encontré fueron a los que estamos en esta mesa y formamos la comisión organizadora.

EL NOSTALGICO:  ¿Cuál fue el criterio para seleccionar a los invitados?

Mandrake El Mago:  En un principio la idea fue invitar a todos los que lográramos contactar, sin distinción de ninguna especie.  Sandokán fue el único que se opuso, no quería invitar a ningún inglés.  Ahí tuvimos una larga discusión.  Tarzán se molestó bastante e incluso amenazó con no participar porque, si bien ha vivido gran parte de su vida en la selva, sus padres y por lo tanto él son de origen inglés.  Argumento similar en cuanto a su origen tuvo El Llanero Solitario.  En ese momento Yáñez y yo convencimos a Sandokán y llegamos al acuerdo que podían venir ingleses, con excepción de James Broocke, rajá de Sarawack, enemigo acérrimo de Sandokán.

EL NOSTALGICO:  Cuéntenme algo más de la organización, por ejemplo como lo hicieron para distribuir a los invitados en las distintas mesas.

Sandokán:  Mira, en la medida que iban llegando se acomodaban en grupos afines, por ejemplo en una mesa se sentaron juntos, Miss Marple con Sherlock Holmes, Watson y Hércules Poirot.  A propósito, este señor belga es bien pesadito, en cuanto lo saludé me dijo que para rescatar a Mariana debía haber usado menos fuerza y más células grises.  Si no hubiera sido por Yáñez que me contuvo, hubiera repartido sus células grises por todo el salón.  Cuando llegó Dick Tracy miró hacia todas las mesas y se dirigió a la de este grupo, supongo que por afinidad de profesión e idioma.

El Llanero Solitario:  Yo vi que en otra mesa estaban juntos los inmortales, esos que nunca pasan de moda, El Quijote, Hamlet y Fausto.  Mientras conversaban de temas complicados del ser o no ser, la conveniencia de vender o no el alma a Satanás y de molinos de viento, el gordito Sancho Panza a cada rato se paraba para traer a la mesa comida y jarras con sangría.  En cuanto Sancho vio entrar a Lázaro de Tormes se paró y lo llevó a su mesa.  Qué manera de reír Sancho con las aventuras de éste, especialmente cuando era el guía del no vidente.

Yáñez:  El Comisario Maigret, estuvo siempre sólo, hombre de pocas palabras, traté de conversar con él y fue inútil,   no sé a qué vino.  En cambio vi conversar animadamente a Siddhartha, con Narciso, Goldmundo, Emil Sinclair y Max Demián, parece que ellos tienen varios temas en común.

Sandokán:  Los que nunca se sentaron y estuvieron corriendo por todos lados entre medio de las mesas fueron Tom Sawyer y su amigo Huckleberry Finn.  Como si con ellos no fuera suficiente después se agregaron Papelucho y Toby, que de inmediato armó su club.  En cambio, La Pequeña Lulú se juntó con las hermanitas March, Jo, Meg, y Amy.

Mandrake El Mago:  A propósito de las hermanas March, un momento muy especial fue cuando hicimos un minuto de silencio por el fallecimiento de Beth.  A varios se nos cayeron las lágrimas al recordar ese episodio.

Yáñez:  También fue especial cuando entró Mafalda, todos se pararon y la aplaudieron.  La chica es querida en todas partes y por todos.  Ella vino con todos sus amigos, Felipe, Manolito, Susanita, Miguelito, Guille y la sin par Libertad, que la encuentro espectacular.

El Llanero Solitario:  A mi me gustó mucho el ingreso que hicieron Condorito y Yayita tomados del brazo.  También vino Che Copete, que en cuanto vio a Jo comenzó a coquetear con ella.  No me digan que no fue divertido ver a Don Chuma junto a Doña Tremebunda que traía a Washington en brazos.  Garganta de Lata no saludó a nadie, entró y se fue de inmediato al bar.

Sandokán:  Yo me quedo con la presentación de Martín Fierro.  Tremenda la habilidad para manejar las boleadoras y bailar malambo.  Eso si, a mi me costó entender su canto, era un español muy local.

Tarzán:  A mi me llamó mucho la atención la mesa de los hermanos Karamázov.  Estuvieron todo el tiempo discutiendo entre ellos, son tan distintos uno de otros.

Mandrake El Mago:  Otro momento solemne fue cuando ingresó al salón Almustafá, “El Profeta”.  Se hizo un silencio profundo y casi todos fueron de la opinión lo importante que sería que se recordara más que nunca, en estos tiempos, su mensaje.

Yáñez:  A mi me extrañó mucho que viniera Robin Hood. Es difícil encontrarlo fuera del bosque de Sherwood.

El Llanero Solitario:  Impresionante, realmente impresionante fue el ingreso de los alumnos del colegio Baretti de Italia.  Al frente el profesor Perboni, lo seguían sus cincuenta y cuatro alumnos.  El último era Garrón, muchacho de gran corazón que traía bajo el brazo algunos de los cuentos que el profesor leía cada mes.

Tarzán:  La escena más triste, al menos para mi, fue ver a Efraín sentado en un rincón del salón, leyendo y releyendo las cartas de amor que intercambió con María.

EL NOSTALGICO:  ¿Estuvo presente la Pantera Rubia?.  A mi siempre me gustó mucho.

Sandokán:  Tranquilo señor Castle, mire que ese es territorio de Tarzán.  El muchacho es celoso.

Tarzán: Ya basta con esa tontería.  El escándalo que me hizo Jane por culpa de ustedes, todavía no cree que fueron bromas.

EL NOSTALGICO: Mejor pasemos a otro tema.  ¿Me pueden decir como se las arreglaron para comunicar el evento, fijar la fecha, etc.?.

Yáñez:  Fue con el viejo método de transmisión de revista en revista y libro a libro.  Por ejemplo, con Mandrake, Tarzán y Condorito estuvimos varios años juntos en “El Okay”.  El Llanero Solitario y Dick Tracy, habían estado en otra revista.  Después nos organizamos para visitar los libros y así fuimos juntando nombres.  En cuanto a la fecha no hubo mayor problema, todos estamos en este mismo local.

EL NOSTALGICO:  No me queda más que felicitarlos por esta iniciativa y espero que si se repite este encuentro nos inviten de nuevo.  Muchas gracias por su tiempo, saludos a todas y todos.  Nos vemos en otra oportunidad, vayan a descansar, lo tienen muy merecido.

Cuando salí del recinto, estaba oscureciendo.  La temperatura era agradable y en vez de tomar un taxi para irme a la redacción de la revista decidí caminar, pensando que estos personajes y muchos otros fueron compañeros importantes en distintas etapas de mi vida.

 

UNA HISTORIA SIMPLE

Año 2035

13 de Noviembre. Llueve en París. París está triste, hoy más aún que otros años.

Año 2030

Después de tres meses de intenso trabajo, por fin tenía una semana libre. Me había programado para dormir hasta tarde, sin preocuparme de la hora. El celular apagado. No tenía ninguna obligación, salvo el listado de llamadas telefónicas pendientes de devolver.

Igual me desperté temprano (temprano para mi) y en vez de llamar a mis amigas, para saber de sus vidas o salir a caminar, después de prepararme el desayuno me senté frente al computador y comencé a tratar de encontrar la forma de comunicarme con Gustavo.

Pasé todo el día buscando por internet algún dato que me permitiera contactarme con él, hasta que lo logré. A medianoche le envié un mensaje.

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-04-15 GMT 02:48

Asunto: Hola, soy Elisa

Hola Gustavo, te escribo para saber de ti.

Ahora existen dos posibilidades, una que este sea tu mail y que no desees contestarme. La otra es que no sea tu dirección de correo, lo cual no lo sabré.

Si en un par de días más no tengo noticias tuya, asumiré que no es tu dirección de correo y seguiré enviando mensajes al océano de internet, quizás alguien lo recoja y te lo hace llegar.

También existe la alternativa de llamar a tu mamá para poder contactarte, pero no tengo muy claro porque esa opción no es de mi agrado y no tiene nada que ver con ella. A lo mejor algún día lo aclaro.

Tu “prima en segundo grado”

Un abrazo

Después de eso me acosté, leí y me quedé dormida.
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-04-15 GMT 05:37

Asunto: Hola, soy Elisa

¡¡¡Elisa!!!, que sorpresa y que gusto saber de ti. Esto es una tremenda coincidencia.

No se cuantos años que no sabía nada de ti, directamente, hace tan solo algunos días atrás mi vieja me envió una foto en la que estamos los dos, éramos chicos y seguramente la tomó el abuelo, hoy al comenzar a revisar los mensajes me encuentro con el tuyo.

Cuéntame de ti, ¿qué es eso de “prima en segundo grado”

Un beso
________________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-04-15 GMT 13:22

Asunto: Hola, soy Elisa

¡¡Que alegría que estemos en contacto!!. No tenía mucha esperanza de tener una respuesta o que fuera tu correo.

Vamos por parte, lo de “prima en segundo grado” lo inventaste tú. ¿No te acuerdas?. Un día acompañé al abuelo a buscarte al colegio y a la salida una de tus compañeras te preguntó si yo era tú hermana y tú le dijiste que no, al insistir ella por saber cual era nuestro parentesco tú le dijiste que era como “prima en segundo grado”. Lo cual a mi pareció simpático, de hecho pensé, ser “prima en segundo grado” debe ser más que “prima en primer grado”.

Por favor, si puedes, mándeme la foto que te envió tu mamá.

Un abrazo
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-04-16 GMT 05:42

Asunto: Hola, soy Elisa

Tengo un vago recuerdo de la anécdota “de prima …”. Me llama la atención que tú lo recuerdes. ¿Que edad tenías en ese momento?.

Voy a buscar el correo con la foto, lo cual me puede tomar algún tiempo y te la envío.
Cuéntame de tu vida, te casaste, tienes hijos. A qué te dedicas, todo.

Un beso
________________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-04-16 GMT 12:02

Asunto: Hola, soy Elisa

Gustavo, para contarte de mi vida primero debes ser parte del reducido y selecto grupo de amigos de Elisa, para lo cual es requisito completar el siguiente cuestionario:

Fecha de nacimiento
Estado civil
Hijos: cuantos, nombres, sexo y edad de cada uno
Ciudad de residencia
Profesión u oficio
Hobby
Número celular ( se puede omitir)

En cuanto a la edad, debo haber tenido 8 o 9 años

Un abrazo grande
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-04-17 GMT 05:53

Asunto: Hola, soy Elisa

Antes de entregar lo solicitado necesito saber si todavía eres tan “loca” como cuando niña. Perdón rectifico, cambio lo de “loca” por “loca linda”.

Por otra parte yo entendía que era tu amigo, así que no sé porqué debo poco menos que enviar una solicitud de ingreso. ¿Cuáles son los requisitos para mantenerse en “tan selecto grupo” y cuántas personas lo conforman?.

Un beso
________________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-04-17 GMT 13:17

Asunto: Hola, soy Elisa

Tu último mensaje contiene varios temas, así que iré en orden.

Quiero ser sincera, en cuanto leí lo de “loca” mi primera reacción fue no seguir leyendo, me pareció un insulto. Al continuar la lectura, lo de “loca linda” me pareció mejor, sería preferible que suprimieras lo de “loca” y dejaras solo “linda”.

Linda, es sinónimo de bella y es un concepto subjetivo, por lo que para responder a tu pregunta, “si aún continuo linda”, debo conocer a qué tipo de belleza te refieres y que entiendes por tal. Por favor sin ambages.

En cuanto al tema de si eres mi amigo, he revisado cuidadosamente tu membresía en este selecto grupo y de acuerdo a la definición de amistad de la Real Academia de la Lengua, que dice: -Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato-, he llegado a la conclusión que no hemos cumplido con la última parte, ni tú ni yo. En mi descargo, está el haber dado el primer paso para fortalecer con el trato nuestra amistad.

Para no ser tan rígida, podría considerar que a pesar de los años sin contacto, la amistad sigue vigente si es que recuerdas cuando y en qué circunstancias nos vimos por última vez.

Respecto al tema, de cuáles son los requisitos para mantenerse en “tan selecto grupo” es que:

– La relación sea en base a un afecto sincero, desinteresado que a través del trato cotidiano, sin que sea necesariamente presencial, fortalezca la relación, nos sirva crecer como persona, apoyarnos en las dificultades y compartir las alegrías. Si las circunstancias lo permiten, sería ideal juntarnos, de vez en cuando, a conversar un café o un almuerzo (cada uno paga su consumo).
– Esta es una relación con igualdad de derechos y obligaciones para ambos, en ningún caso exclusiva.

A la fecha, probablemente por las exigencias no hay nadie en este grupo. Para que no te pases ninguna película extraña, no estoy desesperada por encontrar personas que lo integren. Tampoco soy una ermitaña y comparto sin problemas con todo tipo de personas.

Un gran abrazo
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-04-21 GMT 05:58

Asunto: Hola, soy Elisa

Me he demorado en responder tu último mensaje por dos motivos:

– Por mis actividades profesionales he estado fuera de la ciudad.
– El principal, es que necesitaba darme un tiempo para madurar la respuesta a tu último mensaje.

Aquí van mis respuestas:

La belleza: la más hermosa de las flores se marchita con el tiempo, pierde su lozanía, se caen los pétalos. Lo mismo sucede con la belleza de la mujer o por algún accidente o enfermedad. La belleza que me interesa es la que viene del interior, esa que se refleja en el brillo de los ojos, en la sonrisa al descubrir lo hermoso de las cosas simples de la vida, en el trato respetuoso con todos y especialmente con los menos afortunados que uno, en la contemplación de la naturaleza, en la capacidad de asombro, la inquietud por aprender. Esta belleza no se marchita, por el contrario, con el tiempo hace a la persona más bella y sabia.

Lo que recuerdo de ti era tu creatividad, tus amigos imaginarios, a propósito ¿que fue de Banano y la tropa de compañeros?. También tu viveza, los dibujos que hacías y los mensajes que ibas dejando con ellos.

Se me viene a la mente tu alegría, en esos días que compartimos en la casa de la playa que tenían los abuelos, especialmente en las noche antes de irnos a dormir, momentos en los que te burlabas de mi y afloraba al máximo tu alegría.

También recuerdo tus ocurrencias en el momento oportuno, “cabra chica porfiá”, que tanta alegría provocaba en los abuelos.

Por supuesto que también recuerdo, como te encaramabas en cuanto árbol y roca que encontrabas en el camino, con lo cual, para no ser menos, me sentía obligado a hacer lo mismo sin tener tu habilidad y venciendo mis temores.

No he olvidado lo que te costaba despertar, levantarte, tomar el desayuno, el tiempo que demorabas en conectar tus neuronas.

Un día te fuiste a vivir a Viña del Mar, poco a poco nos fuimos viendo menos, cada uno con lo suyo, las veces que iba a casa de los abuelos, me preguntaba si estarías ahí.

Disfruté mucho los momentos que compartimos en nuestra niñez.

En cuanto a la membresía, me rindo. Tengo un vago recuerdo de cuando nos vimos por última vez, y de un hecho especial del cual no estoy seguro que fuera en ese momento, así que por favor cuéntamelo tú. Por lo tanto, aquí van mis datos:

Fecha de nacimiento: 25-07-2002
Estado civil: soltero, con compromiso
Hijos: cuantos, nombres, sexo y edad de cada uno: no tengo hijos y me gustaría tener no más de cinco
Ciudad de residencia: París
Profesión u oficio: Matemático
Hobby: leer, andar en bicicleta y jugar fútbol (esto cada vez menos y más bicicleta)
Número celular ( se puede omitir): si bien tengo uno, por mi trabajo lo mantengo apagado y lo uso sólo en caso de emergencias, prefiero el correo y no estoy en ninguna aplicación de red social.

Quedo a la espera de tu respuesta y de ser parte del círculo de tus amigos, desde ya acepto las condiciones que esto conlleva y no te defraudaré.

Un gran beso.
________________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-04-21 GMT 11:24

Asunto: Hola, soy Elisa

Por supuesto que eres aceptado en mi exclusivo grupo de amigos y me hace muy feliz que seas parte de él. Para cumplir con la igualdad de obligaciones y derechos aquí van mis datos.

Fecha de nacimiento: 13-11-2005
Estado civil: soltera, sin compromiso
Hijos: cuantos, nombres, sexo y edad de cada uno: no tengo hijos y máximo cinco me parece un buen número, aunque me conformo con uno.
Ciudad de residencia: Viña del Mar
Profesión u oficio: Diseñadora gráfica, escritora y exploradora
Hobby: leer, bailar, trekking
Número celular ( se puede omitir): +56994786162

Gustavo, espero que podamos retomar esta amistad y que esto no te cause problemas. ¿Me puedes decir cual es el nombre de ella?, la del compromiso.

Me encantó tú definición de belleza, pero respecto a este asunto aún tenemos una dificultad, y es que sería impropio que yo definiera que cumplo con ese modelo, así que debieras, si las circunstancias lo permiten, comprobarlo por ti mismo. Por el momento, digamos que comparto la definición y que es aplicable a cualquier sexo. Tan solo le agregaría un aspecto físico, la barriga, no me gustan los hombres barrigudos, independientes de su edad, a menos que sea algún problema de salud. Capricho de mujer.

Mis amigos imaginarios –Banano y su Pandilla- siguen vivitos y coleando, se mantienen niños, bulliciosos, vitales. He escrito tres cuentos infantiles con ellos como personajes centrales y estoy trabajando en otro. Además, los dibujos y diseños son propios.

En cuanto a las circunstancias de la última vez que nos vimos, por supuesto que te la contaré, pero en otro momento, necesito algo de calma, pensar bien lo que te diré, mal que mal describirá un poco como yo te veía en ese tiempo.

He dejado para el final, un comentario acerca de los momentos de nuestra niñez. Gracias por compartirlos, fueron momentos hermosos y yo también tengo un vívido recuerdo de ellos. A lo mejor son esos recuerdos y un momento especial que nunca he olvidado lo que me impulsó a buscarte, saber de ti y retomar nuestra amistad.

Un gran, gran abrazo.
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-04-22 GMT 05:46

Asunto: Hola, soy Elisa

Elisa, la sociedad evoluciona, pensamos que no hay diferencias entre hombres y mujeres, excepto las que tienen que ver con la parte reproductiva. Finalmente se le reconoce a la mujer todos sus derechos, incluso la igualdad de salarios, pero seguirán siendo machistas.

¿Qué te hace pensar que el compromiso de mi soltería es con una mujer?. Tampoco soy gay.

Mi compromiso tiene que ver, en este periodo y hasta octubre próximo con mi actividad profesional. Estoy terminando la tesis para obtener el título de Doctor en Matemáticas Aplicadas. Además, hago clases en la universidad a alumnos de post grado y también soy profesor de matemáticas, en un curso equivalente a cuarto básico de Chile, en un colegio de niños en riesgo social.

Todo lo anterior me mantiene bastante ocupado, tanto es así que los últimos seis u ocho meses no he tenido tiempo para otras cosas. Prácticamente mi única distracción estos últimos días ha sido mantener este intercambio de mensajes contigo, y los días domingos hacer una salida en bicicleta si el clima lo permite.

A fines de octubre o inicio de noviembre, por un lapso de tres a cuatro meses, estaré en Chile, espero que nos juntemos y pueda verificar si es que cumples con el estándar de belleza que compartimos. No tengo barriga.

¿Qué es eso de exploradora?

Por favor envíame tus cuentos para niños.

También me provocó gran alegría recordar los momentos vividos en nuestra infancia. Ha sido de ayuda en esta dura etapa de mi profesión.

Un beso para ti

P.D. ¿Qué es eso de “un momento especial que nunca he olvidado”?
________________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-04-22 GMT 11:17

Asunto: Hola, soy Elisa

Me alegra muchísimo que vengas a Chile en octubre. En cuanto tengas claro fecha de llegada avísame, así arreglaré mi agenda para que nos juntemos a un café.

Sin el ánimo de presionarte, tan sólo para dejar todo claro, en el caso que estando en Chile no me llames, se da por descontado que pierdes nuevamente la membresía que recién adquiriste.

Me parece muy interesante que una persona que con certeza pronto será doctor en matemáticas, tenga la capacidad para hacer clases a niños pequeños, más aún si están en condiciones especiales. ¿Como lo haces para bajar a ese nivel terrenal?.

Es tranquilizante saber que podemos retomar esta amistad sin que te cause problemas. Si no puedes responder los correos por cuestiones de tiempos, no te compliques, no te presionaré, tampoco te presiones tú por esto.

En correo aparte, te envío link para que leas mis cuentos. Espero que no te distraigan mucho.

Una vez los abuelos me preguntaron, que me gustaría ser cuando grande, yo les dije que exploradora igual que mi abuela. Esto, a raíz de unos videos hechos por el abuelo donde aparecían los lugares que habían visitado. Mi abuela, me dijo que podría tener cualquier profesión que quisiera además de exploradora, debido a eso siempre agrego en mi currículum esa actividad. Me gusta conocer lugares diferentes y hasta ahora trabajo para viajar. Soy una persona afortunada, por haber tenido la oportunidad de conocer lugares especiales y personas simples pero de gran sabiduría, que me han ayudado a desarrollarme en lo personal.

Un beso

P.D. Lo del “un momento especial que nunca he olvidado”, ya se presentará la oportunidad de compartirlo contigo. También me gustaría saber sobre “el hecho especial del cual …” que mencionas en tu mensaje del 21. A lo mejor estamos hablando de lo mismo.
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-05-01 GMT 09:23

Asunto: Hola, soy Elisa

A partir de ahora, profesionalmente hablando, sólo tengo una actividad. Se terminaron las clases tanto en la Universidad como en el colegio. Estas últimas me dejaron 100% satisfecho, más de un matemático va a salir de este grupo.

He leído varias veces tus cuentos y me encantaron, tanto en los textos como en la parte gráfica. Vas entregando una serie de conceptos en forma ágil, amena, entretenida. No es fácil explicarle a los niños lo que es la libertad, respeto, tolerancia, confianza y todos los conceptos universales que están en tus cuentos.

En mi opinión, estos libros son un aporte a la sociedad. ¿Cuál ha sido la recepción del público y de los críticos?. ¿Están en algún currículum escolar?. ¿Lo has presentado al Ministerio de Educación?.

Siempre vivo en lo terrenal, soy matemático de profesión y no lunático. Aunque muchas veces la luna sea mi tierra. No está contaminada, no hay ruidos molestos, claro que por la gravedad cuesta mucho ponerse el pijama para dormir.

Exploradora, ¿aprendiste finalmente a andar en bicicleta?

Un beso para ti
________________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-05-08 GMT 13:21

Asunto: Hola, soy Elisa

Muchas gracias por los elogiosos comentarios de mis cuentos. Me llama la atención que los consideres un aporte a la sociedad. Escribo por el placer que me produce hacerlo. No espero nada más que algunos niños lo lean. Sólo he logrado interesar a un editor para que los publique. En la próxima Feria del Libro de Santiago, ha realizarse en noviembre, serán presentados en forma oficial y si puedes me gustaría que me acompañaras.

¿Aún dejas olvidada tu ropa por los lugares que visitas? ¿Cuantas de ellas dejastes en la luna?

¿Es necesario usar pijama en la luna?

Claro que aprendí a andar en bicicleta y lo hago muy bien. ¿Por qué la pregunta?, me extraña, no tiene nada que ver con lo que hemos estado conversando.

Un beso
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-05-18 GMT 09:23

Asunto: Hola, soy Elisa

Querida amiga,

Te tengo una buena noticia. Me tomé la libertad de presentar tus cuentos a personas del Departamento de Idioma Español de la Universidad y les gustaron mucho. Al extremo que, sin que yo dijera nada, me propusieron traducir tus cuentos al francés y usarlos como material de enseñanza en los colegios que tiene la Universidad a su cargo (en uno de ellos soy profesor).

La primera edición en francés sería de 5.000 ejemplares. Tienen que obtener autorización final, dan por hecho que no habrá problema. Una vez que tengan la autorización te enviarán el contrato, donde se incluirán tus honorarios, exclusividad, etc.. ¿Qué te parece? ¿Estás de acuerdo?. Si no te agrada la idea me lo dices y yo les digo que no se hace nada.

Por supuesto que haré todo lo posible para acompañarte al lanzamiento de tus cuentos. En cuanto tengas día y hora del evento, por favor avísame, tengo programada una dura agenda en Chile, pronto te contaré de eso.

He aprendido a no dejar mis cosas olvidadas por ahí. La última vez que dejé mi ropa en un departamento que no era el mío, en realidad no fue por olvido. Resulta que el marido llegó de sorpresa antes de lo programado, así que tuve que salir con lo que tenía puesto, que no era mucho. Cosas de la vida.

En la luna hace mucho frío, es indispensable dormir con pijama.

Lo de la bicicleta tiene relación con una de mis actividades en Chile. Tengo pensado ir, en enero del próximo año, en bicicleta desde Chaitén hasta Coihaique y entre ir solo o bien acompañado, prefiero lo segundo. Cuando te definiste como exploradora, pensé ¿por qué no la invitas?, que te parece, ¿te animas?. Lo de la bicicleta perfectamente se puede complementar con hacer algunos trekking. Respecto a tu hobby del baile, no me comprometo. Piénsalo, tenemos tiempo.

Tu “Representante Comercial en Primer Grado”

Un beso
________________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-05-18 GMT 13:21

Asunto: Hola, soy Elisa

Queridísimo Representante Comercial en Primer Grado,

Que tremenda y maravillosa sorpresa. Lo más importante, te repito, lo más importante para mi, es que lo hayas intentado, más aún sin consultármelo, si resulta o no, es secundario.

Por supuesto que estoy de acuerdo. Si el contrato está redactado en francés me tendrás que ayudar y si está en español, también. 5.000 ejemplares, guauuuu, me muero. Una vez más para ser sincera, se me cayeron varias lágrimas. ¿Porqué se te ocurrió hacerlo?. Sabía que mi intuición no podía fallarme, eres una gran persona.

Yo acabo de instaurar el premio, al mejor de los mejores del reducido y selecto grupo de amigos de Elisa.

El premio consiste en una invitación a cenar, en el restaurante que elija el invitado, la única condición es que no sea necesario ir con taco alto (me caigo, no se caminar con esa tortura). Este año, tú eres el premiado, felicitaciones. En la cena, como corresponde, se te hará entrega de un diploma.

“Cauro chico agrandao”, en lo que anduvo metido y yo que pensaba que los doctores en matemática eran pavos. Cosa de prejuicios.

En cuanto a lo del viaje en bicicleta, honestamente, no me gusta planificar a largo plazo. La idea es atrayente.

Cuando estés en Chile vemos como se dan las cosas, pero en cualquier caso, no me veo en bici cargando todos esos bolsos, con ropa, carpa, sacos de dormir, ollas, donde no tendrían cabida “Banano y su Pandilla”.

Por ahora dejémoslo pendiente. En cuanto a lo del baile, no es necesario ir al sur, se puede hacer en cualquier lugar y si tu problema es de habilidad, a lo mejor necesitas una buena profesora.

Un gran abrazo y un beso para ti
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-06-01 GMT 09:04

Asunto: Hola, soy Elisa

En primer lugar, muchas gracias por el premio, espero continuar siendo merecedor de él. Pensaré muy bien el restaurante y me aseguraré que no sea necesario usar ni tacos, ni corbata (me carga).

Estoy de acuerdo que lo del viaje en bici lo dejemos pendiente. No hay prisa. ¿Me puedes recomendar alguna maestra de baile? ¿A lo mejor alguna de tus amigas?.

Siguiendo con el tema de tus cuentos, tengo otra idea. En síntesis, se trata de enseñar matemáticas básicas en forma lúdica a los niños utilizando a “Banano y su Pandilla”. Una vez que tenga tiempo haré un esbozo y te la haré llegar.

Entro en la etapa final de mi tesis, así que durante este mes estaré a full con ese tema.

Si tienes tiempo y calma a la vuelta me podrías contar cuando y en que circunstancias nos vimos por última vez.

Un gran beso para ti
_______________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-06-02 GMT 15:09

Asunto: Hola, soy Elisa

Gustavo, por favor concéntrate solo en tu tesis. No te preocupes por el tema de los cuentos.

Cuando tengas tiempo y hayas terminado con la tesis me envías un mensaje para saber de ti y retomar el contacto.

Todas mis amigas bailan pésimo, con decirte que las tres con las que más me junto, a una le dicen “la escoba” por lo tiesa que es para bailar. A otra la llaman “la plumerito” porque solo mueve la cintura de un lado a otro y parece que estuviera sacando el polvo de un mueble, y a la tercera la denominan “jarrito de quinchamalí” se para al centro de la pista de baile con sus manos en la cintura y no se mueve. Del resto de mis amigas, pisotean a la pareja, se dedican a hablar y hablar olvidándose de bailar. Voy a pensar en alguien que te pueda ayudar y te aviso. Hummmm, ya se quien puede ser, cuando nos veamos aquí en el país te la presento, espero que te agrade.

Besos y abrazos para ti, que tengas un mes altamente productivo.
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-06-25 GMT 12:40

Asunto: Hola, soy Elisa

Querida amiga,

En mi calidad de su “Representante Comercial en Primer Grado”, vengo saliendo de una reunión con el Jefe del Departamento de Idioma Español de la Universidad, quien me informó, oficialmente, que fue aprobado el presupuesto para contar a la brevedad con la versión en francés de los cuentos de Elisa, “Banano y su Pandilla”. ¡FELICITACIONES!.

La Universidad cierra por vacaciones a fines de julio, así que todo lo relacionado con el contrato, el que te lo enviarán a tu correo la próxima semana, versión en francés y español, debiera quedar firmado a más tardar el 30 de julio.

Yo estoy terminando con mi tesis. Debo hacer correcciones menores y la entrego el 16 de julio, así que podré revisar el contrato.

Tengo curiosidad por conocer a esa profesora de baile. Por favor, adviértele que debe tener muuuuuuuucha paciencia.

Tu “Representante Comercial en Primer Grado”
________________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-06-25 GMT 13:15

Asunto: Hola, soy Elisa

Queridísimo y Recontraquete Queridísimo Representante Comercial en Primer Grado,

Gustavo, lo lograste. Abro el correo y me encuentro con esta noticia. No se que decir, espera un poco, necesito un pañuelo. Estaba llorando de alegría y necesitaba sonarme. Mi cabeza da vueltas y vueltas. Estoy como mareada, no sé que hacer, son tantas las cosas que se me ocurren. Por una parte quiero llamar a mi madre y contarle, pero me resisto a hacerlo, quiero que esto por el momento sea sólo entre nosotros dos. No sé, debo pensar, mi vida está cambiando mucho en muy poco tiempo. Esto no estaba en mis planes, para ser honesta no tenía ningún plan. Antes que comience a llorar de nuevo mejor voy a caminar un rato. Me ayuda a pensar, vuelvo pronto.

Ya, estoy de vuelta y más tranquila. Como no sé que me van a pedir, lo mejor es esperar el contrato. Muchas gracias por tu generosa ayuda en la revisión de esas cosas, a mi me cargan, me aburren y no entiendo nada. Confío plenamente en ti, mientras tanto voy a ver el tema de los derechos de autor y títulos.

Un gran beso para ti y nuevamente muchas, muchas gracias

P.D. Ahora si que me voy a volver loca.
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-06-25 GMT 20:20

Asunto: Hola, soy Elisa

Querida amiga, no tienes que darme las gracias a mi. Todo el trabajo lo hicieron “Banano y su Pandilla”, se portaron muy bien, simpáticos y divertidos. En la reunión que tuvimos, me preguntaron si tenía más material para poder tomar la decisión final. Les mostré la versión audiovisual del segundo cuento (es el que más me gusta), que por casualidad la tenía en mi computador. Ahí se rindieron y me dijeron que el proyecto estaba aprobado.
También hablamos de aspectos comerciales. La razón de los 5.000 ejemplares, es que pretenden difundirlo en todos los países de habla francesa (aun existe el colonialismo).

Ahora cálmate, trata de relajarte y avanzar con tus actividades normales. Este proyecto te demandará bastante tiempo, especialmente de trabajo burocrático siempre tedioso hasta que esté firmado el contrato.
Ahora me encierro nuevamente para terminar lo antes posible con mi tesis.

Un beso para ti

P.D. No podían creer que sólo tuvieras 26 años. Además les dije que eras una “caura chica avivá”, linda y medio loca (parece que me equivoqué en lo de medio loca).
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-07-01 GMT 20:20

Asunto: Hola, soy Elisa

Querida amiga, he recibido el contrato, ¿lo recibiste tú?. Lo revisé y aquí van mis comentarios:

1.- Ambas versiones en francés y español son equivalentes. No hay discrepancias entre ellas.
2.- Los honorarios, yo los encuentro razonables. Por otra parte pienso que no se podría negociar mucho más. ¿Qué opinas tú?. Son sólo por la parte escrita.
3.- Quieren tener el primer cuento listo a fines de septiembre próximo.

Si tienes alguna pregunta no dudes en enviármela, tengo tiempo.

Una vez más ¡FELICITACIONES!

Besos para ti
________________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-07-01 GMT 20:30

Asunto: Hola, soy Elisa

Querido Gustavo, he recibido el contrato y antes de comenzar a leerlo ya tenía tú mensaje. “Cauro chico inteligente”.

Leí entero el contrato y tus comentarios.

Honestamente, lo más maravilloso es que me invitan, por tres días, a París en mayo próximo para el lanzamiento oficial de los cuentos.

Será mi primer viaje a Europa.

Una pregunta, sin compromiso y me la contestas derechamente. En el caso que decida quedarme más de tres días ¿podrías darme alojamiento? (tres días, me parece que es muy poco para conocer París). Yo puedo dormir en el sofá, si es que no tienes otro lugar.

El resto me parece todo bien. En cuanto a los honorarios es mucho más de lo que gano en un año.

Los documentos que piden legalizados, en una semana más están listos y puedo enviarlos a la dirección que indican. Te mantendré informado.

Te tengo una buena noticia, hoy día he instaurado el premio al mejor Representante Comercial en Primer Grado. El premio es tuyo y consiste en una cena, en este caso el lugar y fecha lo defino yo. No será necesario usar corbata.

Un beso y abrazo grande para ti.
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-07-01 GMT 20:47

Asunto: Hola, soy Elisa

Excelente todo, por tanto el contrato podrías firmarlo en diez días más. Muy bien.

Por supuesto que puedes alojarte en mi departamento, es pequeño pero cómodo y está cerca de la Universidad. Si decides alojarte en otro lugar, tu membresía en mi club queda suspendida de inmediato sin derecho a apelación.

Acepto el premio, tan sólo que me preocupan tantas cenas. No es de mi responsabilidad el incremento del perímetro de mi barriga.

Un beso y buenas noches.
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-07-12 GMT 17:04

Asunto: Hola, soy Elisa

Mi queridísima amiga, tengo el agrado de informarte que la Universidad recibió conforme el contrato, debidamente firmado por ti y todos los papeles.

Hoy he entregado mi tesis. La revisión no toma mucho tiempo, ya estaba todo conversado. Una vez que la revisen debo publicarla en una revista especializada.

Me voy a tomar tres semanas de vacaciones. Regreso el 5 de agosto. Revisaré sólo de vez en cuando mi correo.

Suerte con tu trabajo. A mi regreso espero tener claridad sobre mi viaje a Chile.

Un beso y abrazo
________________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-07-12 GMT 17:10

Asunto: Hola, soy Elisa

Gustavo, muchas gracias por todo.

Felicitaciones por haber terminado tu tesis. No tengo duda que será aprobada con honores.

Disfruta tus vacaciones, nos volvemos a contactar en agosto.

Cariños

P.D. Te extrañaré mucho, cuídate
________________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-07-25 GMT 13:09

Asunto: Hola, soy Elisa

Mi querido amigo,

Cualquiera sea el lugar adonde hoy te encuentres, espero que estés bien, y ¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!!.

Sigue disfrutando de tus merecidas vacaciones.

Un gran abrazo y beso para ti

P.D. No te molestes en contestarme
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-08-06 GMT 05:42

Asunto: Hola, soy Elisa

Ya estoy de vuelta, llegué el domingo y ayer lo dediqué a ordenar mis cosas. Excelentes vacaciones, reparadoras.

¿Cómo has estado tú? ¿Cómo van tus cosas con los franceses?

Cariños
________________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-08-06 GMT 12:00

Asunto: Hola, soy Elisa

Me alegro mucho que estés de vuelta y que hayas disfrutado tus vacaciones.

Yo, trabajando a full, el día se me hace corto, tanto es así que he tenido que levantarme más temprano lo cual me tiene de muy mal genio, prefiero no ver, ni hablar con nadie a menos que sea estrictamente necesario. Sólo hablo con “Banano y su Pandilla”, ellos me comprenden y soportan.

Con los franceses voy bien, espero terminar el trabajo antes de la fecha comprometida.

Mañana o pasado te envío un correo con el tema que tengo pendiente.

besos
________________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-08-23 GMT 23:02

Asunto: La última vez que nos vimos

Tenía pendiente este tema, no me gusta ir por la vida con deudas, así que entre una cosa y otra he ido reconstruyendo ese día, “la última vez que nos vimos”.

Fue un día de diciembre, entre navidad y año nuevo del 2020. Todo sucedió en el departamento de los abuelos (por lo demás, lugar habitual de nuestros encuentros).

Estaba conversando con ellos en el living, recibiendo un sermón de la abuela. No había tenido un buen año escolar, en realidad no era tan malo, pero parece que las expectativas de ellos eran más altas. El abuelo, como siempre callado, tan solo hacía comentarios breves y sentía que me apoyaba (siempre fue mi compinche), con lo cual arreciaba el vendaval de la abuela.

Me estaban dando una verdadera paliza verbal, me defendía como podía con argumentos no muy válidos (cuando chica y no tan chica era bastante contestataria), los cuales inmediatamente eran respondidos por la abuela que me daba otra paliza verbal.

Tenía la batalla perdida y estaba muy cerca de rendirme, cuando suena el timbre, corro a abrir la puerta y eras tú con tu madre. Como siempre que nos encontrábamos nos dimos un apretado y largo abrazo. Tu madre me dice –hola Elisa, dame un beso- en ese momento sentí que lo decía, más como una forma de separarnos que de saludarme (a lo mejor por eso no quise llamarla para saber tu dirección de correo).

La batalla verbal con mi abuela se suspendió. En el mismo momento que entraste pasé a cuarto plano, daba lo mismo que estuviera o no. La atención de todos se centró en ti.

Había llegado el nieto “académicamente exitoso”. Uno de los mejores puntajes, de ese año, de la prueba para ingresar a la universidad, varias te habían contactado ofreciéndote becas. Los halagos y las preguntas no paraban, te sentía incómodo y nervioso, de repente me mirabas y yo te hacía gestos con mis cejas para que nos arrancáramos a la pieza del computador, me devolvías una sonrisa y un movimiento del hombro, como diciendo -no puedo ni debo, pero me gustaría-.

Es que siempre fuiste bastante cumplido, por eso me encantaba cuando te incorporabas a lo que yo consideraba mi mundo mágico, claro que primero te asegurabas que no hubieran problemas.

En general te consideraba, ingenuo, y especialmente súper regalón, por eso me extrañó mucho cuando, después de que tu mamá dijera que tenías algo importante que decir (con lo cual te obligó a hablar), contaste que a mediados del año siguiente te ibas a estudiar a Francia.

Con el anuncio se hizo el silencio, todos callados, yo me quedé con la boca abierta y fui la primera en hablar. Te pregunté si te ibas solo o con tu mamá y ella respondió que solo. Ahí pensé, se va a morir, no dura tres meses, no sabe ni servirse un vaso de leche, este es más loco que yo.

Después, se desató el vendaval de preguntas y comentarios. Poco faltó para que el abuelo reservara de inmediato dos pasajes a París. Pero la mayor preocupación de todos, eran los atentados que habían ocurrido en diversos países de Europa, después de lo de Bataclan y la matanza terrible de musulmanes pertenecientes al Estado Islámico. Todos concordaban que tras siete años de guerra, que había terminado con el exterminio del EI, estaba todo más calmado y aparentemente la situación controlada.

Poco después te despediste y me dijiste, -acompáñame a la puerta-.

Ahí nos despedimos, pero el beso fue distinto. Corto, pequeño, pero intenso beso en la boca, que me impidió desearte suerte y éxito.

Nunca lo he olvidado. ¿Y tú?, no importa, olvida la pregunta.

Por favor, cuéntame como lograste sobrevivir y ser hoy todo un profesional, seguramente exitoso, al menos como Representante Comercial en Primer Grado.

Un abrazo cariñoso.
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-08-28 GMT 05:03

Asunto: Hola, soy Elisa

Querida Elisa, se que tengo pendiente responder tú correo de “La última vez que nos vimos”. A mi tampoco me gusta tener deudas, así que en un par de días más te envío mi respuesta.

Por el momento deseo compartir contigo mi calendario de actividades en Chile.

Llegada a Chile: Vuelo de Air France que llega a Santiago, jueves 7 de noviembre, a las 9:30 horas, estimada.
11 al 15 de noviembre estaré en un Congreso de Matemáticas a desarrollarse en Valparaíso, organizado por las Universidades de esa ciudad.
15 de noviembre, 15:30 horas, cierre del Congreso con exposición de mi tesis.
Resto de noviembre y diciembre debo trabajar para ganarme algunos pesos adicionales.
Enero, vacaciones.
Febrero y Marzo trabajo en Chile.
18 de marzo regreso a París.

Ya sé que no te agrada planificar a largo plazo, pero me gustaría mucho que nos podamos ver mientras yo estoy en Valparaíso. Es tu oportunidad de hacer efectivo los premios que he obtenido.

Nos vemos en Chile

Besos y cariños.
_______________________________________________________________________________

De: Elisa
Para: Gustavo 2030-08-28 GMT 12:01

Asunto: Hola, soy Elisa

Cierto que no me gusta planificar a largo plazo, pero esta vez voy a hacer una excepción, así que si no tienes inconvenientes, por favor agrega a tu agenda la siguiente actividad.

12 de noviembre, 20:30 horas, cena de reconocimiento al mejor Representante Comercial en Primer Grado.
Lugar: Mi departamento.
Chef: Yo, con recetas de la abuela.

Nos vemos pronto (en realidad no tan pronto), cuídate

Cariños
________________________________________________________________________________

De: Gustavo
Para: Elisa 2030-09-07 GMT 09:17

Asunto: La última vez que nos vimos

Querida amiga, leer tú relato de la última vez que nos vimos, es revivir ese día que lo tenía olvidado parcialmente, es decir, como que flotaba en mi subconsciente. Bastaron unas pocas palabras tuyas para que, nuevamente se hiciera realidad y pudiera vivir como si fuera ayer la escena completa.

No sabía que te había salvado de la paliza que te estaban dando. Recuerdo el gusto que me dio verte.

En cuanto al beso de despedida, si bien he tenido siempre presente ese momento en particular, no lo tenía asociado a ninguna fecha en especial. Tú pregunta es válida, no pienso ni quiero olvidarlo. Gracias por la sinceridad.

A la pregunta de cómo logré sobrevivir, aquí va mi respuesta.

Llegué a París a comienzos del otoño. Las hojas de los árboles estaban cambiando del verde al rojo, diciéndole adiós al verano, cambiando alegría por nostalgia.

París, tiene eso, influye en el ánimo de las personas. Uno cambia, porque es la ciudad la que te hace cambiar, no hay nada más triste que París con lluvia, pero aún en su tristeza esta ciudad es hermosa.

Caminar por sus calles siempre es un agrado, lo mismo sentarse a tomar un café y tan solo ver como pasa la gente.

En París, los amantes se abrazan de otra forma y no tienen vergüenza ni pudor en demostrar su amor. París tiene su ritmo y uno se debe acomodar a él.

Cuando vengas en mayo podrás entender lo que trato de decir.

La Universidad tenía todo arreglado para recibirme. Con anticipación me habían enviado la información de adonde debía ir cuando llegara. Me estaban esperando.

El lugar era una residencia para alumnos extranjeros. Nunca he estado en lugar más cosmopolita que ese, todos los colores, todos los idiomas. Alumnos de las distintas disciplinas que se imparten en la universidad, desde las ciencias duras hasta las de artes.

La convivencia era extraordinaria y todas las facilidades para estudiar.

Mi habitación, la 207, era pequeña (nada que ver con la de mi casa en Santiago), estaba en el segundo piso y desde la ventana podía ver un jardín interior. El escritorio y una pizarra eran los muebles más importantes.

En el mismo lugar teníamos un casino, donde nos servían desde el desayuno hasta la comida, todo en ciertos horarios. Por lejos era el lugar más entretenido, la variedad de idiomas y sonidos en ese lugar era impresionante. Si bien se formaban grupos afines, por nacionalidad, idioma, cursos, etc., también se daba con mucha frecuencia que a la mesa llegara otro estudiante que uno no conociera, la norma era recibirlo y entablar conversación, de esa forma conocí personas muy interesantes y entretenidas.

En el lugar convivíamos personas de distinto sexo, en igualdad de condiciones. Aproximadamente el 40% de los estudiantes eran mujeres.

Debía hacerme cargo de lavar mi ropa en máquinas con monedas.

Al principio intenté planchar algunas prendas, pero después de quemar varias y de un par de accidentes caseros, opté por un estilo más casual y acorde con la moda del lugar, ropa semi arrugada, que era el símbolo de la residencia.

Los tres primeros meses fueron intensos, todo era nuevo, todo. Mi vida había cambiado de golpe y en todos los sentidos. Académicamente no me iba mal, pero ya no era de los mejores, por el contrario, era uno del montón, la exigencia era máxima y la competencia estudiantil durísima.

En una ocasión, me había ido a dormir tarde y cansado, de repente me despierto, asustado sin saber donde estaba, me sentía abandonado, triste, lloré hasta la madrugada.

No tenía deseos de comer, iba a clases pero no podía concentrarme.

Tenía terror que llegara la noche, no dormía.

Nada había cambiado, no era un problema racional, era emocional y eso estaba fuera de mi control. Me faltaba mi entorno, mis apoyos, mis afectos.

Alguien había bajado el puente levadizo y todos los fantasmas estaban entrando a mi fortaleza.

Fueron cinco días terribles, hasta que llamé a mis padres y hablé con ellos.

Tres días después mi mamá llegaba a París y estuvo alrededor de un mes conmigo.

También recibí ayuda sicológica desde Chile, una hora, día por medio, con un siquiatra amigo de mis padres.

Al mes ya me sentía mejor, mi madre regresó a Chile y una semana después llegó mi papá, estuvo conmigo diez días, ya estaba relativamente bien, logré retomar el ritmo de estudio.

Terminé el primer año con lo justo y parte de las vacaciones de verano estuve en Chile y otra en Europa con unos compañeros.

Había superado la prueba más dura que había tenido. Transité de adolescente a adulto, me hice cargo de mi, con todas las implicancias, responsable de mis decisiones, de mis éxitos y fracasos, de mis alegrías y penas.

De ahí en adelante, todo fue diferente, disfruté al máximo mi paso como alumno regular y la riqueza que trae el conocer personas de tan diferentes lugares, costumbres y pensamientos. Como consecuencia, mejoré sustancialmente los resultados académicos.

De vez en cuando, camino a la Universidad, paso por frente al lugar de mi primera residencia en París y veo a los alumnos jóvenes entrar y salir de ahí. No puedo dejar de preguntarme cuantos de ellos serán capaces de soportar el primer año, el de mayor abandono en la Universidad, cuantos de ellos contarán con el apoyo de sus padres como lo tuve yo, a los cuales siempre estaré agradecido.

Bueno, esto es pasado, ahora en lo que más pienso y deseo es que pase rápido el tiempo para ir a Chile, y que podamos juntarnos. A propósito de eso ¿estás segura de poder cocinar al nivel de la abuela?. Dejó la vara muy alta.

Nos vemos en Chile, cariños y un beso
________________________________________________________________________________

07 de noviembre

Me desperté a las 7:30 (esto se llama ansiedad) y confirmo que el vuelo de AF procedente de París viene sin retraso.

A las 9:56 recibo la llamada que estaba esperando, es Gustavo. Finalmente está en Chile.

13 de noviembre

A las 20:30 horas de ayer en punto, sonó el timbre del departamento. Aparece Gustavo, con dos botellas de vino tinto francés y chocolates belgas en sus manos. No hubo tiempo para cenar. Hoy en la mañana preparamos juntos un exquisito desayuno. Lo que había preparado ayer, lo serviremos hoy como cena de mi cumpleaños.

15 de noviembre

Asisto a la conferencia de Gustavo. No entendí nada, cero, sólo las dos palabras finales cuando él dice, -muchas gracias-. El público aplaude, yo también. Ellos porque seguramente fue una buena presentación, y yo porque había terminado. Él me pidió que asistiera, que llegara cerca del final para que no me aburriera, iban a estar sus padres y quería que los saludara. Le dije que eso me ponía nerviosa, especialmente por su madre. -No te preocupes por ella- y agregó, -te mirará a los ojos, me mirará a mi y sabrá que somos pareja-. Eso último, somos pareja, me gustó mucho. Decidí estar ahí desde el principio de la conferencia. Nada de llegar al final.

Al terminar su exposición, Gustavo me fue buscar y me llevó donde sus padres. Tal cual como él me lo había dicho, su madre nos miró y dijo –que linda pareja-, después me dio un beso y desde esa vez somos amigas, bueno, también es mi suegra y lo que eso conlleva.

21 de noviembre

Lanzamiento de mis libros de cuentos, en la Feria del Libro de Santiago. Me acompaña Gustavo.

Para sorpresa de nuestros padres, que están presentes, se anuncia que los libros serán editados en francés y que su lanzamiento será en mayo del próximo año, en París. En la noche, durante el asado en casa de los padres de Gustavo, les contamos a todos, resumidamente, como llegaron mis cuentos a Francia.

19 de marzo del 2031

Ayer se fue Gustavo, fueron cuatro meses maravillosos. Finalmente hicimos el viaje en bicicleta, además de varios trekking, sin tener necesidad de cargar bultos. Todos este tiempo vivimos juntos en mi humilde departamento. Está aprendiendo a bailar, se necesita mucha paciencia. Ya lo extraño. Lo veré en mayo.

12 de noviembre del 2031

Nuestro primer aniversario, cenamos en un restaurante cerca de donde vivimos desde que llegué a París el 18 de mayo con motivo del lanzamiento, del primer libro “Banano y su Pandilla”. Pasada la medianoche, hicimos el brindis por mi cumpleaños.

13 de noviembre del 2035

Gustavo quería que celebráramos nuestro quinto aniversario en el mismo lugar de siempre. Había arreglado con unos amigos para que se hicieran cargo, por un par de horas, de Ambar, nuestra hija de siete meses de vida.

Le dije que no estaba preparada para separarme de ella, que por este año la celebración y recuerdo de nuestro aniversario la hiciéramos en el departamento. Después de insistir, finalmente aceptó. Preparé una exquisita cena, armamos una elegante y romántica mesa. Le pedimos a Ambar que durmiera tranquila, toda la noche, sus padres estarían ocupados pero pendientes de ella.

Un minuto pasada la medianoche, cuando Gustavo se preparaba para el tradicional brindis por mi cumpleaños, tres explosiones remecieron los ventanales, comenzaron a sonar las alarmas de los coches. El caos era total, sonaban sirenas de la policía, ambulancias y bomberos. Los vecinos gritaban, otros lloraban.

Corrí a tomar a Ambar en brazos, de tanto apretarla, ella se despertó y comenzó a llorar.

Encendimos el televisor, para enterarnos que, lo que todos sabían que podría pasar, pero que nadie quería admitir, había nuevamente sucedido.

Terroristas suicidas, instalados como clientes, en el restaurante habitual de nuestra celebración de aniversario, se habían inmolado con bombas, dejando como saldo más de veinte muertos y muchos heridos, todos clientes y empleados del restaurante.

Nuestra hija nos había salvado.

Gustavo fue a la Universidad para ver como estaba el ambiente, quedó de llegar a mediodía.

Llega Gustavo, en cuanto entró y sin darle tiempo ni siquiera de saludarnos, solté todo el chorro que tenía contenido y entre llantos y balbuceo, le dije .

-Amor, no puedo más, lo de anoche rebalsó el vaso.

-No puedo ir por la calle llevando a nuestra hija mirando el rostro de las personas, analizando sus facciones, mirando su ropa, pensando que en cualquier momento explotan.

-Siento que no podré pasar por el frontis de un restaurante, no puedo cruzar a la vereda del frente cada vez que vea uno.

-Por otra parte, desde un año atrás ya no somos los mismos, hemos perdido nuestra esencia.

-Tú con tus Modelos Matemáticos y yo con “Banano y su Pandilla”, llevamos ocho cuentos, más el tuyo de matemática en que se lucen, con humor, enseñando esa materia, debo reconocer que ha sido un éxito.

-Ahora me piden que haga una película con ellos.

-No puedo más, quiero volver a lo simple, por favor releamos juntos tú definición de belleza, quiero volver a sentir lo mismo. Lo simple, conocer gente sencilla, ese es nuestro mundo.

-No quiero más tanto glamour, no me hace feliz. Retomemos el rumbo, vivamos como una vez soñamos, es ahora, después será demasiado tarde.

-Ambos podemos trabajar desde cualquier lugar, hoy más que nunca el planeta es un pañuelo. Podría estar hablando mucho tiempo más.

-Ahora te toca a ti, pero antes por favor abrázame fuerte, tal como anoche nos abrazaste a las dos y dame un beso, te amo.

Yo también te amo y no es mucho lo que tengo que decir, tienes toda la razón, volvamos a lo nuestro y a aquel verano del 2031, recorramos lo que dejamos pendiente de hacer, ahora con nuestra hija.

Busquemos un lugar donde vivir tranquilos. Preparemos todo para volver lo antes posible a Chile.

Paris ya no es lo mismo, su tristeza es profunda, desgarradora, tanto dolor, sufrimiento y no sabemos porqué ni para que.

Epílogo

Todos los correos son verídicos, textuales.

Han sido sustraídos del computador de Elisa (obviamente sin su consentimiento). Somos los únicos responsables de este acto que podría ser considerado un delito.

En cuanto a la especie de diario de vida, es lo que ella nos contó y puede que tenga algunas imprecisiones, pero en su esencia se ajusta a la realidad.

El objetivo nuestro al publicar este relato, es agradecer a Gustavo y especialmente a Elisa el habernos hecho famosos. Hablamos en 10 idiomas, hicimos una película y hemos estado en varios programas de televisión.

Desde Caleta Tortel, Chile, rodeados de los tres hijos de Elisa y Gustavo, que no paran de jugar con nosotros, se despiden de ustedes hasta una nueva oportunidad “Banano y su Pandilla”.

Hasta pronto